miércoles, 2 de marzo de 2016

MIS PLANTAS DE BRUJA: EL HINOJO

Aún recuerdo cuando vivía en el campo y mis niñas eran prácticamente bebés. Era raro el vernos pasear sin una ramita de Foeniculum Vulgare en nuestra boca, es decir, una ramita de hinojo.
Ese olor anisado es irresistible para los mejores paladares, aunque su pequeña acidez quizá hace arrepentirse a más de uno una vez lo ha echado a la boca.

El hinojo ha sido utilizado desde hace 3000 años en civilizaciones tan potentes como la de Egipto, donde era tomada para aliviar las digestiones pesadas. Sin embargo en la India era considerado como "la perla de los afrodisíacos", creencia que fue heredada por los romanos quienes, a su vez, se cree que fueron los primeros que la empezaron a usar como alimento, aromatizando sus carnes y añadiendo sus semillas a sus preparados. Hay que decir que también fue una de las plantas que usaban para fumar en sus pipas y cachimbas, junto con la mandrágora, cáñamo, menta, eneldo, belladona....  Fue en la Edad Media cuando se le empezaron a atribuir propiedades mágicas, ya que consideraban que era capaz de deshacer brujerías y, colgándolo sobre la puerta de sus casas (sobre todo en la festividad del solsticio de verano) evitaba y ahuyentaba a los malos espíritus.
Pero empecemos a hablar de sus propiedades, que para eso es esta entrada, para hablar de una de mis plantas de bruja y sus propiedades.

El hinojo en la cocina...


Prácticamente se usan todas las partes de esta planta: raíz, hojas, flores y frutos. Menuda maravilla.
Es usado como aromatizante en las comidas, ya sean guisos, ensaladas, carnes,..incluso en repostería. Pero donde sin duda ejerce su mejor función es con las legumbres, ya que sirve para evitar las temibles flatulencias que éstas producen.
Os recomiendo a los que tengáis problemas de digestiones pesadas que hagáis vuestra propia agua de hinojo, está riquísima y os vendrá genial para vuestro problema.



El hinojo y sus propiedades medicinales de uso interno....

  • Diurético, por lo que están indicadas sus infusiones para evitar retenciones de líquidos, atenuar problemas de obesidad y renales.
  • Emenagogo, ¿y eso qué es? pues que favorece la menstruación y ayuda a calmar sus dolores al reducir la inflamación.
  • Galactógeno, nuevamente ¿eso qué es?, pues que favorece la secreción de leche. Incluso se llegan a usar cremas, geles, y aguas de hinojo para aumentar el tamaño de los pechos.
  • Antioxidante.
  • Su alto contenido en hierro favorece en los estadios de anemia.
  • Reduce los niveles de colesterol en sangre, evitando posibles enfermedades cardíacas y hemorragias cerebrales.
  • Favorece la digestión.
  • Abre el apetito.
  • Disminuye el dolor de estómago y los cólicos abdominales.
  • Contribuye a expulsar las flatulencias y mantener el vientre deshinchado.
  • Expectorante y antitusiva, por lo tanto se puede usar en problemas bronquiales o de tos.
  • Estimulante.
  • Aumenta la potencia sexual (sí, los hindúes y los romanos no estaban equivocados).

El hinojo y sus propiedades medicinales de uso externo....

  • Fortalece el cabello y evita su caida.
  • Masticar unas semillas es muy eficaz contra la alitosis.
  • Usándola en el baño tiene efectos relajantes.
  • Es un colirio ocular de gran efectividad, aliviando orzuelos e irritaciones.

Otros usos...


Destaca sobre todo su uso en perfumería

A pesar de ser una planta con tantas cualidades no hay que olvidar que tomando grandes dosis y, sobre todo, su aceite esencial consumido sin diluir, tiene un efecto narcótico.


El hinojo y sus propiedades mágicas...


Como bien he dicho al principio, el hinojo es usado para deshacer brujerías y evitar malos espíritus, para ello se cuelga una rama en la puerta de casa o bien a nuestro propio cuello, con eso mantendremos bien a ralla a cualquier ente o persona que quiera molestarnos. 
No hay mal que se resista al poder mágico del hinojo...


(Mis cosas de Bruja no se hace responsable del uso inapropiado de esta planta, seguid siempre las indicaciones de un profesional)






No hay comentarios:

Publicar un comentario