viernes, 5 de mayo de 2017

MIS PIEDRAS DE BRUJA: HEMATITE

Conocida como el "diamante negro", el hematite es una piedra que no deja de sorprenderme cada vez que la tengo cerca. Me siento tan atraída por su color negro plateado, que en tan solo cuestión de minutos noto cómo mi corazón bombea a un ritmo poderoso, estable, equilibrado y pasional, sobre todo eso, muy pasional; ya que como su nombre bien indica, "hema" hace relación a la sangre y ¿quién es el encargado de bombear nuestra sangre hacia todos los rinconcitos de nuestro cuerpo? Exacto, nuestra querida "patata", el corazón.

La hematite tiene toda su energía concentrada en su interior y, no solo eso, sino que la atrae haciéndote caer inmerso en la máxima concentración siempre que estás con ella. Quedas sumamente hipnotizado con su poder de transformación que, evidentemente, actúa de forma favorable para nuestro organismo y nuestras energías. Eso sí, como no queremos estar todo el día inmersos en esa introspección y ese viaje interior, lo ideal es usarla tan solo unas cuantas horas al día y el resto dejarla descansar de su maravilloso trabajo. A parte, es una piedra muy fuerte debido a su gran cantidad de hierro y, queráis o no, si abusamos de ella puede hacer que nuestro carácter se vuelva un poco brusco. Hay que saber usar y no abusar.


Ésta pesada piedra, en la antigüedad era conocida como "la piedra sanguínea", y era usada para combatir las hemorragias (sobre todo las de los partos y heridas de batallas), cicatrizar heridas y mejorar la circulación sanguínea. He de deciros, que cuando el hematite se calienta se convierte en una piedra magnética, por lo tanto es una pieza clave en sesiones de Magnetoterapia. Recordad que la Magnetoterapia es una práctica de medicina alternativa que usa campos magnéticos para el tratamiento de algunas enfermedades o lesiones. 



PROPIEDADES CURATIVAS Y ENERGÉTICAS


  • Evita y combate las hemorragias, pues favorece al coagulación sanguínea.
  • Trata problemas de anemia.
  • Mejora la funcionalidad de aquellos órganos encargados de filtrar la sangre (hígado, riñones y bazo).
  • Es bueno para tratar resfriados y descongestionar las vías respiratorias.
  • Regenera los tejidos y acelera la recuperación en intervenciones quirúrgicas.
  • Es un analgésico local muy poderoso.
  • Calman los vómitos.
  • Trata los problemas circulatorios y vigoriza la sangre. 
  • Mejora posibles problemas en el aparato digestivo.
  • Alivia dolores de cabeza y muelas.
  • Es fortalecedora.
  • Ayuda a extraer el exceso de calor corporal.
  • Facilita la recuperación de fracturas oseas. 
  • Elimina impurezas de la piel.
  • Trata los calambres musculares, sobre todo los de las piernas.
  • Se utiliza para el tratamiento de cáncer de próstata, de mama y de ovarios, así como de la leucemia.
  • También se utiliza para el tratamiento del SIDA.
  • Ayuda a controlar el abuso de comida.
  • facilita el dejar de fumar
  • Calma la ansiedad.
  • Potencia la voluntad.
  • Trata el insomnio.
  • Aleja las enfermedades de nuestras vidas.
  • Mejora las relaciones sexuales al activar el primer chakra.
  • Aleja las energías contraproducentes, y si se usa junto con una turmalina la limpieza energética será máxima.
  • Atrae las energías favorables o la llamada "buena suerte".
  • Evita accidentes.
  • Aumenta la autoestima y te ayuda a vencer la timidez extrema.
  • Te ayuda a encontrar el sentido de tu vida.
  • Mejora notablemente la concentración y la capacidad intelectual.
  • Es una gran ayuda cuando tienes problemas legales, ya que favorece que salgas triunfador en ellos.
  • Elimina las limitaciones y te ayuda a crecer como de verdad mereces.
  • Facilita la aceptación de errores y fallos cometidos en el pasado.
  • Alinea y armoniza cuerpo, mente y espíritu



"Hematite, la piedra que forma el centro de nuestra Tierra"




Si no sabes dónde encontrar éste u otro mineral puedes escribirme por un mensaje privado a mi página de Facbook Mis cosas de Bruja, estaré encantada de ayudarte.






1 comentario: