miércoles, 21 de noviembre de 2018

MIS PLANTAS DE BRUJA: ANÍS

La temporada de recogida de esta planta ya pasó; exactamente fue en verano. Pero como la estoy teniendo muy presente estos días debido a algunas molestias estomacales, me parecía más que oportuno hablar de ella; de la pimpinella anisum. También conocida como anís, matalauva o matalahúga.

Quién no se deja arrastrar hacia un viaje al pasado cuando huele su característica fragancia... A mí me lleva hasta la niñez, cuando tomaba caramelos anisados; pero también me lleva a mis paseos por el campo con mis niñas recién nacidas. Mis perros corrían y saltaban entre las plantas y, cada vez, volvían con un perfume distinto, entre ellos el de anís.





USOS CULINARIOS


Fueron los romanos quienes decidieron dar el gran paso de usar el anís en sus cocinas ya que, a pesar de ser utilizada desde tiempos de la antigua Babilonia, ninguna civilización se había atrevido a dar ese gran paso y solamente la utilizaban con fines sanadores, mágicos o energéticos. Ellos mezclaron el anís con la harina, formando el llamado pan mustaceum, el cual tomaban después de las comidas para hacer las digestiones más llevaderas. Para esta civilización fue tan valioso el anís, que llegó a ser utilizado como moneda de cambio. Imagina su importancia.

Cabe hacer la distinción entre el anís y el anís estrellado, ya que no son lo mismo. El primero proviene de la planta de la que hablo en la entrada, la pimpinella anisum, y la segunda proviene de un árbol llamado illicium verum. Ambos se usan para medicina y cocina, lo sé; pero quiero dejar constancia de que no son lo mismo ni provienen de la misma planta.

Después de hacer esta pequeña aclaración, sigo con los distintos usos en la cocina: guisos, estofados, panes, bollería, platos de legumbres, carnes, pescados.... donde quieras dar un toque especial de sabor, allí lo encontrarás. Pero sobre todas las cosas, destaca en la repostería. No solamente te beneficiarás de su grandioso sabor, sino que verás cómo las fuentes de tu cuerpo de magnesio, hierro, fósforo, vitamina c, calcio y potasio, aumentan hasta unos niveles más que óptimos para tu salud. Y para culminar la "gran obra", aliviará posibles problemas de gases que producen determinados alimentos.

Seguramente te surja la gran pregunta: ¿Y el conocido anís del mono? (perdón por nombrar la marca comercial). Sí, ese conocido licor (el anisete) también proviene en su totalidad de la destilación de la planta de anís, agua, azúcar y, cómo no, alcohol.

USOS MEDICINALES



  • Mejora la digestión.
  • Abre el apetito.
  • Facilita la expulsión de gases del estómago e intestino.
  • Reduce la hinchazón de vientre.
  • Combate la acidez de estómago.
  • Calma los dolores estomacales cuando tenemos gastritis y otros problemas espamódicos en el estomago.
  • Ayuda a levantar el ánimo.
  • Calma los nervios y la ansiedad.
  • Facilita la expulsión de mucosidades de los pulmones (bronquitis)
  • Mejora la respiración en caso de padecer asma.
  • Alivia estados gripales y resfriados comunes.
  • Combate el mal aliento.
  • Regula las menstruaciones y calma sus dolores.
  • Es un antibiótico y antiséptico natural muy importante, tanto para el sistema digestivo como para el respiratorio.
  • Desinfecta y cura úlceras bucales.
  • Trata problemas de faringitis, anginas y laringitis.
  • Su aceite en masaje calma dolores reumáticos.
  • Estimula la circulación sanguínea.
  • Se puede usar como repelente de insectos.
  • Elimina parásitos intestinales.

USOS MÁGICOS Y ENERGÉTICOS


Dentro de la magia, el anís también ha sido reconocido como un elemento muy importante. Pudiendo ser utilizado para:

  • Protección de lugares y personas.
  • Alejar presencias molestas en casa.
  • Invocar energías de otros planos o de seres que ya no están entre nosotros con su forma física.
  • Realizar baños de purificación.
  • Crear el círculo de protección mágico.
  • Aumentar los poderes psíquicos.
Su forma de uso para todos estos fines van desde baños, a sahumerios con la planta seca, a la creación de amuletos o al sencillo gesto de usar sus semillas y hojas en los rituales. 


Como ves, una vez más la naturaleza tiene mucho que ofrecerte. 





Si te gusta mantenerte informado de las propiedades de distintas plantas y minerales, no dudes en suscribirte al BLOG. Y si quieres completar a diario información relacionada con el maravilloso mundo mágico, puedes hacerlo desde Facebook o Instagram

No hay comentarios:

Publicar un comentario