martes, 13 de septiembre de 2016

MIS PLANTAS DE BRUJA: LENTISCO

Estamos tan acostumbrados a cruzarnos con ella en nuestros montes que ya a penas nos paramos a admirar su enorme belleza. La vitalidad y alegría que te hace sentir al observarla es tan solo comparable a la sensación de sentirte inmerso en un gran bosque, Mediterráneo, eso sí.

Sus frutos rojos nos incitan a devorarlos, sobre todo cuando vemos a los pájaros alimentarse de ellos para poder sobrevivir ante los duros días de Otoño e Invierno, pero la verdad es que no son frutos comestibles para los humanos, aunque en algunas partes del mundo sí que son muy consumidos como afrodisíaco, untándolos con aceite y miel antes de ser ingeridos (¡dicen que tiene un efecto casi inmediato!).

Industrialmente hablando la Pistacia Lentiscus, esta preciosa planta que llega a convertirse en un arbolito de hasta 3 metros de altura, ha sido utilizada para la creación de barnices, para el alumbrado público mediante el uso de su aceite o para la creación de diferentes cementos dentro del campo de la odontología. Curioso, ¿verdad?.




USOS CULINARIOS


Las hojas y los tallos son muy usados en Cataluña como ricos y saludables aperitivos, pero esta costumbre viene de mucho más lejos, ni más ni menos que de la época Romana, donde ya se escribían importantes recetas con el lentisco como ingrediente principal. 

Como ejemplo os pondré una antigua receta extraída del libro de Columela, escrito en el siglo I :

"Machaca la aceituna pausia verde en el mes de Septiembre u Octubre, cuando todavía dura la vendimia; échala un rato en agua caliente, exprímela después de haberla mezclado con semilla de hinojo, de lentisco y un poco de sal tostada; métela en una olla y echa en ella mosto muy fresco, y sume en la misma un manojo de hinojo verde sobre las aceitunas para que se compriman y las cubra el caldo. Desde el tercer día puedes gastar la aceituna compuesta de esta suerte".

No solo la podemos usar como aliño para aceituna o encurtidos, también se usa como goma de mascar en países como Turquía o Grecia, como ingrediente fundamental en la repostería árabe o para la extracción de exquisitos vinos.

Una de las sustancias principales que se obtienen de esta planta es la llamada almáciga o mastique, la cual es una resina que brota de sus troncos y ramas como consecuencia de un sangrado, natural o provocado. 


PROPIEDADES MEDICINALES


  • Tiene importantes propiedades expectorantes.
  • Mejora resfriados, catarros y bronquitis.
  • Tratamiento de la tos ferina.
  • Es un gran astringente.
  • Fortalece y blanquea los dientes.
  • Evita el sangrado de las encías.
  • Elimina el mal aliento.
  • Cura heridas y llagas en la boca.
  • Estimula al apetito.
  • Es digestiva.
  • Calma el dolor abdominal.
  • Trata úlceras intestinales y gástricas.
  • Tiene propiedades antiespasmódicas.
  • Mejora los problemas de cistitis y uretritis.
  • Es un remedio para picaduras de serpientes y alacrán.
  • Es depurativa de la sangre.
  • Baja la tensión arterial.
  • Controla el sangrado en las heridas.
  • Es desinfectante y tiene propiedades anti inflamatorias.
  • Muy útil en problemas de artritis y reumatismos.
  • Calma los dolores musculares.
  • Activa la circulación sanguínea y linfática.
  • Combate las hemorroides, las varices y edemas.
  • Es un repelente natural de insectos.
  • Elimina piojos.

USOS MÁGICOS 


Las guirnaldas creadas con el fragante lentisco han sido utilizadas desde tiempos inmemorables para celebraciones relacionadas con la pureza y la belleza, pero sin duda su uso más común en el mundo de la magia es gracias a sus incienso y resinas, los cuales se utilizan para la purificación de personas o lugares, para entrar en contacto con seres de un plano superior (o distinto al nuestro) y para la elevación espiritual. 





¿Te ha parecido interesante?
Pues lo único que he hecho ha sido AYUDARTE A RECORDAR, algo que hago a diario a través de mi página de Facebook Mis cosas de Bruja. Gracias por estar ahí.....






No hay comentarios:

Publicar un comentario